RIZOMÁTICO | Qué entiendes como participación

Por Vlad Cuevas

¿Sabes qué mecanismos utilizas durante tu proceso de formación de una opinión hasta que logras compartirla? ¿Te has cuestionado qué condicionamientos limitan tu participación ciudadana? ¿Comprendes qué preguntas se tienen que formular para poder proteger el derecho a tu participación?

En la antigua Grecia se les denominaba idiotas a aquellos que no se interesaban por los asuntos de la polis (el Estado). Los Griegos, que inventaron lo que hoy conocemos como política aunque no precisamente como se comprende o practica en la actualidad, fueron los primeros en considerar a la participación ciudadana como un bien para el Estado. En nuestra era, queda ya lejos esa Grecia incluyente y organizada, pero no su esencia.

Es por eso de la importancia de reconsiderar la educación para la ciudadanía como la oportunidad que nos ayude a concebir dejar atrás de a poco, la corrupción y deshonestidad que incluso se encuentra en nuestro sistema educativo. Los expertos consideran que el derecho a participar es de interés para todos por lo que deberíamos de comenzar por aceptar que una de las tareas prioritarias en el momento actual, de nuestras sociedades, es ser partícipes del juego de la historia que estamos forjando para nuestras comunidades, así imaginar futuros posibles, poder afirmar la posibilidad de soñar y pensar, actuar y gozar en el proceso. Evitando por supuesto obviar el pasado ya que necesariamente somos también nuestra historia y la de nuestro país.

Participar en ciudadanía es una necesidad urgente, pero educarnos en ella lo es más, ya que podríamos caer en el eterno dilema de la jerarquía de las necesidades, y ahí en ese espacio son tan necesarias tus demandas como las de los demás, no por eso deberían de ser prioritarias ni unas ni las otras, sino todas, pero ellas son precisamente un motivo para organizarnos y por objetivos comunes ponernos a trabajar.

Los medios que tenemos tendrán que reorientarse a una finalidad más visible, es decir, que las organizaciones civiles y políticas respondan a las necesidades reales de la comunidad y no del sistema o mucho menos de los grupos privilegiados. Se viene la nueva ola y es determinante dejar atrás el autoengaño, la vanidad, la necedad. Reconstruir un país dividido y muy golpeado comenzará con la confianza pero sobre todo con la participación ciudadana.

Esperemos que la evolución llegue, con una participación que no se limite a solo alzar la mano, dar una opinión o emitir un voto sobre algo que algunos buscaron imponer, así ya no se puede avanzar más. Pasar de la protesta a la participación depende de priorizar por lo menos una participación proyectiva, donde nos convirtamos en agentes de cambio o una meta-participación, donde exigamos ser parte del cambio.

Para ti ¿Qué significa participar?

@vladimircuevas