RIZOMÁTICO | El sueño de la luz

Por Vlad Cuevas

Pequeños relatos

El sueño de la luz

    Recuerdo cuando desde muy temprano a la orilla del mar, el sol solía tener entre sus costumbres alumbrar ese pedazo del techo donde mi cabeza podía asomar el resultado de mi esperado despertar. También recuerdo como se perdió el alcance de mis sueños cuando éste acostumbró a mi mirada a esforzarse cada mañana. Así, siempre esperando el alba, mis sueños dormitaban esperando al viejo astro regresar, cada día, decían que era como morir y regresar de la muerte a vivir de nuevo, por eso mis pensamientos se sentían invencibles al sentir el rayo del sol en la frente.

Hubo una mañana que mi padre visitó mi “habitación” y mostrándose ufano decidió arreglar el techo de mi “cuarto”, moldeó el mimbre que me daba sombra y completo con láminas de cartón la operación cuyo fin terminó en oscurecer el único espacio de luz que mis sueños esperaban para tomar forma cada día.

Ese noche dormí entre penumbras y con la zozobra de ser olvidado por la luz que solía aguardarme al crepúsculo. El sueño de la luz asedió a mi mente por horas, dejó mi cuerpo inerte en la madrugada y por las mordeduras de las ratas en mis pies, mis pensamientos no pudieron despertar con el resplandor del viejo astro. Ese día permanecieron dormitando hasta que el negro del cielo los consumió.

 

@vladimircuevas

1 Comment

Comments are closed.