REBELIÓN EN LA POLICÍA ESTATAL DE SINALOA

A pesar de que el Subsecretario de Seguridad Pública, Cristóbal Castañeda, dijo haber llegado a un acuerdo con los policías estatales, los agentes continuaron hoy con su labor bajo protesta, lo que obligó nuevamente a acudir a las instalaciones de la PEP al Subsecretario, en dónde recibió fuertes reclamos.

Los gendarmes dejaron en claro que su capacitación y responsabilidades no son para cubrir labores en el Penal de Aguaruto, y se negaron a seguir coadyuvando con los celadores, debido a la alta corrupción al interior de la prisión.

Castañeda Camarillo terminó por ceder y se comprometió a que los agentes estatales les ayuden solo con rondines alrededor del Penal, pero ya no asignarlos a labores de vigilancia y custodia al interior del mismo, también se acordó nombrar una comisión de agentes para tratar otros puntos como el mal estado de las patrullas y el no pago de viáticos.

La inconformidad surgió en los agentes luego de la fuga de dos reos el día 22 de julio, ya que esa noche había compañeros suyos resguardando algunos de los filtros de seguridad burlados, y a pesar de que ellos no conocen a los custodios por no ser de la misma corporación, se les pretende fincar responsabilidades; cabe recordar que los fugados lo hicieron por la puerta principal vestidos de policías y con ayuda de algunos custodios.