Realizan homenaje póstumo a don Antonio Toledo Corro

Redacción.- El Gobierno del Estado de Sinaloa rindió un homenaje al ex gobernador Antonio Toledo Corro, acaecido la semana pasada en Mazatlán, y quien dirigió los destinos del estado entre 1981 y 1986, dejando importante legados, sobre todo en el ámbito educativo, con la creación del Colegio de Bachilleres del Estado de Sinaloa (Cobaes) y la Universidad de Occidente, ahora autónoma.

El gobernador Quirino Ordaz Coppel, encabezó una guardia de honor ante un cuadro de don Antonio Toledo Corro, colocado en la explanada de la planta baja de Palacio de Gobierno, guardia en la que también se sumaron los ex gobernadores de Sinaloa, Fortunato Álvarez Castro, Juan S. Millán, Jesús Aguilar Padilla, y Mario López Valdez.

En su mensaje, Ordaz Coppel destacó que don Antonio Toledo Corro fue un político total que recorrió exitosamente las complejas escalas del sistema político mexicano con éxito y reconocimiento como un gran emprendedor, pero mejor ejecutor, siendo un coloso para el trabajo, tan es así que el entonces presidente Adolfo López Mateos lo reconoció y le entregó el premio como mejor alcalde del país, aunque también fungió como diputado local y federal, y secretario de Estado.

“Señoras y señores, don Antonio Toledo Corro vivió intensamente con la pasión y el temperamento de un hombre de extraordinaria fuerza mental. Fue tenaz en sus ambiciones y realizador pleno de sus aspiraciones. Cultivó a los amigos como el valor supremo de su vida, la amistad la sembraba una vez y para siempre, la honraba y lo honraban, su testamento de vida es un ejemplo ciudadano y su condición de político es un referente de triunfos. Perdemos a un gran sinaloense, a un gran mexicano, a un gran padre y ser humano, a un gran amigo, pero ante todo a un gran hombre. Muchas gracias, arriba “El Tigre” Antonio Toledo Corro”, concluyó.

A nombre de la familia, su hijo, Antonio Toledo Ortiz, agradeció la realización de este solemne homenaje hacia su padre, quien toda su energía la dedicó a construir para hacer un Sinaloa mejor.

“Ha dejado una huella, es todo un ejemplo para las nuevas generaciones que tuvimos una gran oportunidad de educarnos, él solamente pudo hacer la primaria, pero aun así se labró poco a poco hasta llegar a trascender con la obra que hizo como gobernador y también como ser humano y padre de familia”, señaló.