ALÉTHEIA| Cuando el vaso está lleno.

Por Yamir Valdez.-

Está el vaso medio vacío, el vaso medio lleno… y está el vaso rebosante.

Si somos tolerantes, pacientes y buscamos ser amables, estar en paz, preservar las relaciones, es posible que aceptemos cosas demasiado largas que nos molesten sin decir nada. Estamos acumulando más y más frustraciones, no dichas, irritantes. “Respiramos por la nariz” para no explotar, para no tener el papel equivocado, pero a veces aguantamos tanto que un día, solo se necesita una gota para derramar el vaso.

El día en que nuestro vaso está realmente lleno de lo que reprimimos, soportamos, toleramos y aceptamos a pesar de la naturaleza a veces inaceptable de él, una sola gota, un solo evento o un comentario más puede hacer que se desborde.

Ese día, alcanzamos nuestro límite de tolerancia, nuestra “tope”. A partir de este momento, todo lo que solía ingresar a nuestro vaso de tolerancia ya no entra por falta de espacio. Ninguna otra gota puede ingresar al vaso sin desbordarlo.

Todo lo que toleramos hasta ese momento no pasa, a menudo para gran sorpresa de quienes nos rodean. Aquello por lo que tan a menudo hemos renunciado a nuestro propio respeto nos resulta insoportable y rechazamos categóricamente cualquier comentario o situación de la misma naturaleza. Ya no soportamos esos comportamientos que nos lastiman en silencio.

Nos damos cuenta de que nos hemos tomado un tiempo para establecer nuestros límites, pero una vez que se alcanzan e incluso se superan, aunque solo sea por un momento, no hay forma de volver y soportar estos actos indeseados nuevamente. Como resultado, sabemos que acabamos de llegar a nuestros límites máximos y que nada puede ir más allá de ellos.

Lástima que a veces tenemos que esperar hasta que el vaso se desborde para finalmente forzarnos al establecer claramente nuestros límites. Mejor tarde que nunca.

¿Y dónde tienes dificultad para poner tus límites? ¿Todavía esperas que el vaso se desborde?

Gracias por pasar.

1 Comment

  1. Definitivamente a veces pasa tanto tiempo y tantas cosas para que el vaso se derrame, que sin darte cuenta ya no queda mucho de ti. 🤷🏾‍♀️

Comments are closed.