LA CLOACA|PRIÍSTAS AL FILO DE LA LEY ELECTORAL

Por.- Mario Kato

Nadie me lo contó, yo lo vi, estaba ahí por azares del destino. Este 15 de mayo el ayuntamiento de Culiacán organizó un desayuno para los maestros del municipio, cuando vi llegar a las “vanguardias” de Jesús Valdés entre quienes estaba Miguel Amador Rodríguez, presidente del PRI Culiacán y hombre cercano a “Chuy”, decidí corroborar el dato.

Dos invitados al evento me lo confirmaron, fue el gobierno municipal quien los invitó, otros dos empleados de la logística del evento lo dijeron quitados de la pena, sí, es un evento del ayuntamiento. No creí que el cinismo fuera tal, todo indicaba que candidatos del PRI entrarían a hacer proselitismo a un evento oficial del gobierno.

El primero en llegar fue Mario Zamora Gastélum, candidato al senado en primera fórmula, luego apareció Chuy Valdés, candidato a la presidencia municipal de Culiacán, cerró el cuadro Jesús Ibarra, candidato a diputado local por el distrito 14, los tres postulados por Todos por México (PRI-PVEM-PANAL); no sé si tendrían planeado entrar y recularon por la presencia de los medios de comunicación o si desde el principio solo se buscaba hacer “paseíllo” a los maestros que fueran llegando al salón Las Flores.

Dentro de los invitados de honor al desayuno estaban Enrique Villa Rivera, titular de la SEPYC, los dirigentes del SNTE, Edén Inzunza de la sección 27, Fernando Sandoval de la Sección 53 y el anfitrión Antonio Castañeda Verduzco, presidente municipal de Culiacán, Salvo Edén que es del partido Nueva Alianza el resto de los mencionados son activos del PRI, y como Nueva Alianza va en coalición con el PRI, digamos que nadie se quejaría si los candidatos hubiesen entrado a promocionarse a un evento pagado con recursos públicos del municipio.

Si bien el hecho de no entrar salva a los candidatos de cometer una violación a la ley electoral, jugaron al filo, como lo vienen haciendo desde enero; no me parece correcto que alguien “les filtre” a candidatos específicos el horario de un evento estratégico, está claro que el gobierno municipal dio el pitazo a los equipos de campaña de Chuy Valdés, Mario Zamora y Jesús Ibarra, y ellos saben que no es tan ético lo que hicieron, lo saben tanto que no incluyeron la actividad en sus agendas del día.

Es irresponsable asegurar que sin la presencia de los medios los candidatos hubieran entrado al evento, pero tampoco es descabellado pensarlo. Como sea, alguien les dio información privilegiada de un evento donde habría muchos maestros, y sin necesidad de entrar pudieron “saludar” casi a todos en las puertas del salón Las Flores, Marito Zamora cerró el episodio con un acto de verdadera profundidad política, compró ramos de flores y los repartió entre maestras que accedieron a tomarse una foto con él ¡TERNURITA!