LA CLOACA| ARBITRO MIOPE Y CANCHA DISPAREJA

Por.- Mario Rodríguez Kato

Las autoridades electorales encargadas del proceso local, hacen como que no ven, a pesar de que es descarada la promoción que traen algunos futuros candidatos, y digo futuros porque formalmente no hay candidatos hasta el próximo 14 de mayo, quienes andan de adelantados son los del PRI, esos mismos que levantaron el dedito sin chistar cuando Quirino les ordenó aprobar su reforma electoral que entre otras cosas recorto la campaña local de 60 a 45 días.

Ahora no hayan que hacer con tanto tiempo libre, sobre todo aquellos que están en aprietos por el contexto, el más claro ejemplo es Andrés Félix del distrito 12, con la conformación del FRENTE, el “Andy” simplemente hubiera perdido la elección del 2016, los votos del PRI, Verde y Panal juntos son 15 700, mientras que los del PAS, PAN, PRD y MC dan 16 mil 26 votos, tomando como referencia la votación de aquel no muy lejano año.

A Félix Zavala quien ha estado repartiendo dulces y cuanta cosa le piden en las colonias de su distrito lo cacharon plazueleandose en la primaria del Ejido La Presita, en donde repartió obsequios, lo peor es que fue con recursos públicos ya que según la comisaria de dicho poblado la “fiesta del día del niño” fue organizada por el Ayuntamiento, y se le ocurrió la genialidad de invitar a un futuro candidato en plena veda, para colmo el Andy no solo repartió regalos como Santa Clos, tuvo el descaro de hablar y ante el público, pero no pidió el voto dicen, por eso no hay pecado.

En la misma tónica está Tomás Amador Carrascco, quien hizo acto de presencia en una fiesta del día del niño en Infonavit Las Flores, colonia que pertenece a su distrito el 15, que bueno que se paró por una de las colonias más jodidas del sector, ojalá si llega a ganar lo haga más seguido, porque en todo el 2017 ni sus luces.

En esa fiesta y otra realizada en Infonavit Barrancos, hicieron pasarela casi toda la planilla de candidatos a regidores de Culiacán, Héctor Orrantia Coppel, Cristabel Zamora, Manuel Osuna Lizárraga y los dirigentes del PRI municipal, Miguel Amador y Raquel Zazueta, la veda electoral es para los pendejos, los vivos van a las colonias a darse a conocer, van a sonreir y dar regalitos; después de todo quien debe jalarles las orejas, ni se da por enterado.

La cancha no está pareja, funcionarios de los tres niveles están metidos hasta el tuétano en el proceso, candidatos haciendo actos de campaña anticipados, todos lo vemos menos la autoridad electoral, para ellos tiene que haber una queja que se irá al tribunal electoral, ese mero organismo en el que hay magistrados que han hecho carrera en gobiernos priístas, y que deshecha toda queja que vaya contra el partido-gobierno.

El árbitro está miope, la cancha dispareja, y aún así por fortuna, todo indica que no les va a alcanzar.