Diputado Misael Sánchez propone prisión a quien no cuide a sus mascotas

Redacción. De tres meses a un año de prisión y de cincuenta a cien días de multa a quien omita dolosamente cuidados de un animal de compañía a su cargo, es lo que propone la iniciativa presentada por el diputado local, Misael Sánchez Sánchez, representante del Partido Verde Ecologista.

La reforma  impulsada por el legislador Verde se hizo del conocimiento del pleno esta mañana en sesión extraordinaria del Congreso del Estado. Misael Sánchez establece en la propuesta presentada adicionar el artículo 364 al Código Penal del Estado de Sinaloa, el cual estaría señalando lo siguiente:

“Se le impondrá de tres meses a un año de prisión y de cincuenta a cien días multa a quien omita dolosamente prestar cuidados a un animal de compañía, que sea de su propiedad y que esta omisión ponga en peligro la salud del animal o de persona alguna.
Si la omisión de cuidados al animal de compañía tiene como consecuencia lesiones en alguna persona, se sancionará conforme a lo dispuesto en el capítulo correspondiente de este Código”.

Misael Sánchez argumentó que esta propuesta nace debido a los ataques en su mayoría hechos por perros y ocasionados por la omisión de cuidados de las personas que están a su cargo, especialmente aquellas agresiones que dejan lesiones y en ocasiones se ha lamentado hasta la muerte de las víctimas.

“La intención de esta propuesta es promover una tenencia responsable de los animales de compañía, por lo que se establece una sanción por la conducta que, representando una omisión de cuidados por parte del poseedor de mascotas, pongan en peligro a las personas y aclarando que la sanción es aplicable si es que dicho ataque provoca una lesión”, señaló el legislador.

En nuestro país, de acuerdo con estadística del INEGI, hay más perros y gatos que niños, cifras que aumentan la probabilidad de un ataque; de manera común nos enteramos a través de los medios de comunicación que niños, adultos y personas mayores presentan secuelas graves de salud como producto de dichos ataques, y en casos lamentables hasta la muerte. Paradójicamente la mayor parte de las víctimas de mordedura de perro tienen entre 5 y 10 años de edad, y estos ataques tienen una estrecha relación con las conductas irresponsables de sus dueños: hay quien educa a sus mascotas promoviendo cierta agresividad o bien quienes las humanizan de tal manera que los animales no saben comportarse.