LA CLOACA|SINDICALIZADOS DEL HOSPITAL CIVIL EN PIE DE LUCHA

Por.- Mario Rodríguez Kato

La importancia de tener dirigencias sindicales autónomas se ve reflejada en el caso del Hospital Civil de Culiacán, los empleados administrativos de este nosocomio, uno de los más importantes a nivel regional, han sido pisoteados desde hace dos años por el gobierno del estado, quien les adeuda prestaciones laborales, desde bonos y compensaciones económicas hasta uniformes.

Sin embargo, el control formal del sindicato de trabajadores administrativos del hospital civil, estaba en manos de un personaje ligado al PRI, tan ligado que hoy va en la quinta posición plurinominal para el congreso y es actualmente regidora de Culiacán por ese partido, me refiero a Elva Margarita Inzunza Valenzuela.

Una lidereza que se falsea hasta el nombre, ya que se hace llamar “Magaly”, durante su gestión el sindicato hizo tibias exigencias al gobierno de Mario López Valdez, deudor original de las prestaciones y al de Quirino con menos razón le respingó, la grilla no es buena cuando se está buscando un huesito, en este caso una curul local.

Hace dos meses hubo elecciones sindicales, la planilla del PRI que representaba la continuidad de “magaly”, fue arrollada por la planilla encabezada por Verónica Franco, los trabajadores están hasta la madre de que el gobierno les adeude  y los ningunee, eso explica el repudio a mantener un comité sindical blandengue y servil.

El equipo que llegó a la dirigencia sindical con Franco, está reivindicando el compromiso del organismo con las causas de sus agremiados, el pasado 25 de abril en asamblea general se planteó un paro laboral, la aprobación fue contundente, este 30 de abril los trabajadores administrativos harán un “paro laboral” y al día siguiente irán sin uniforme al desfile del día del trabajo, en protesta por tener dos años sin recibir dicho aditamento.

La autonomía del actual sindicato, está recobrando la esencia del mismo, defender las causas de sus agremiados, en menos de un mes el organismo ya inicio la batalla por afrentas que tienen más de dos años, los administrativos del Hospital Civil están en pie de lucha, en hora buena por la dignidad de la clase trabajadora en tiempos donde la clase política y empresarial pretenden consolidar la neoesclavitud en México.