LA CLOACA|¿QUÉ FUTURO QUIERE PARA SINALOA?

Por.- Mario Roodríguez Kato

Empieza el segundo triemestre del año, en estos noventa días los mexicanos decidieremos el futuro político inmediato, más allá de carismas o militancias, creo que la pregunta fundamental que debemos hacernos los ciudadanos es ¿Qué futuro queremos para Sinaloa?, sobre todo quienes rondamos entre los 18 y 35 años, ya que somos una mayoría sólida y somos quienes hemos pasado toda nuestra vida bajo un mismo modelo económico, saque usted las propias valoraciones del mismo.

Hay quienes ya trazaron la ruta del futuro que quieren para nuestro estado, por ejemplo, el gobernador Quirino Ordaz Coppel, quien destinó 740 millones de pesos para la construcción de un nuevo cuartel militar, Sinaloa tendrá la presencia de 3500 soldados más de los que ya tiene albergados en la Novena Zona Militar, la Tercera Región Naval y algunas bases instaladas a lo largo del estado; en contraparte en los quince meses de su gestión, existen adeudos salariales con maestros del sector básico de recién ingreso, con profesores de Telebachillerato, con maestros de Inglés; adeudo a las Escuelas de Tiempo Completo, adeudo de prestaciones a los Asesores Técnicos Pedagógicos, el mensaje es claro, la milicia por encima de la educación.

Quirino quiere un estado con menos profesores, con escuelas aun más precarias, con menos espacios dignos para la enzeñanza, quiere pues un estado de gente ignorante que no sepa disernir, que no sepa ejercer su cuidadanía; eso sí quiere ese estado con la suficiente “fuerza” para mitigar cualquier reclamo social, quiere un estado de sitio disfrazado para infundir miedo en todo aquel que ose reclamar a una administración llena de desvaríos y complicidad con la corrupción.

En el sector salud hay cientos de trabajadores que llevan más de cinco años trabajando sin una base, las pocas plazas que llegan se reparten a discrecionalidad por intereses políticos, pero quienes atienden a la población con equipos obsoletos, en espacios reducidos y en jornadas extenuantes, ellos NO, no merecen una certidumbre laboral que les permita ejercer su profesión, enfermeras ganando 4 mil pesos mensuales con contratos temporales, doctores sin equipo médico adecuado, hospitales sin medicinas, ni camas, esa es la realidad de nuestro sistema de salud, pero el gobernador anuncia un nuevo hospital de 1200 millones de pesos.

La salud no son los edificios, son el personal calificado, para que sirve una mole de concreto si vas a tener doctores y enfermeras agotadas por jornadas inhumanas, si vas a tener equipo médico insuficiente, si vas a tener desabasto de medicamentos. Pero al gobernador le sobran motivos ajenos a la salud para construir este nuevo hospital, primero el golpe mediático en temporada electoral, segundo hay que ver quien es el contratista de la obra, que importa que ahora el Hospital General quede más lejos para la mayoría de sus usuarios, que importa que las precariedades vayan a ser las mismas que en el Hospital actual, lo que importa es que se va a beneficiar a algún amigo con el erario, como se hizo con las palmeritas inútiles de los camellones, solo por citar una muestra.

Quirino ya nos dejó claro con sus acciones que futuro quiere para Sinaloa, ahora le pregunto a usted, respetable ciudadano ¿Qué futuro quiere para Sinaloa?. Por lo menos yo, uno muy diferente al que están diseñando Ordaz Coppel y el PRI.