LA CLOACA| UN AÑO INFERNAL PARA LAS MUJERES EN CULIACÁN

En 2017 la capital sinaloense se posicionó como el primer lugar en incidencias de feminicidios, sumando 85 casos

Por.- Mario Roodríguez Kato

Cuando vi la foto de Miriam rolar por las redes pensé ingenuamente que aparecería, en esa misma semana un par de casos similares habían tenido un final “feliz”, lamentablemente olvidé que había otros dos casos recientes con un trágico final, al que se le sumó la joven mujer de apenas 18 años, su cuerpo apareció el día 10 de abril debajo de un puente, la vida de nadie merece terminar en esas circunstancias, siempre que veo la foto de una desaparecida me hago la misma pregunta, cómo es posible que desaparezca tanta gente en una ciudad tan pequeña, cómo es posible que a pesar de los “esfuerzos” institucionales y de los verdaderos de la sociedad civil, la barbarie parezca no tener fin.

La muerte de Miriam desató una PROTESTA, el colectivo de Feministas Alteradas tomó el espacio público para dejar en claro que quieren ejercer su derecho a VIVIR, a sentirse seguras en un lugar que se dice ser su hogar; una de las miembras dio un dato ATERRADOR, durante el 2017 en Culiacán hubo 85 incidencias de feminicidio, y con ello nuestro municipio se colocó en el primer lugar de esa DESHONROSO ranking, fue pues el peor año en la historia reciente para la mujer culichi.

El caso de las hermanas asesinadas afuera del Bar Reyes es uno de esos casos para la ignominia, el como un par de jovencitas que salieron del estado a superarse, cometieron el PECADO de salir a divertirse una noche, eso pasa en muchas partes del mundo y la peor consecuencia es una terrible resaca, pero en Culiacán puedes terminar MUERTA; casos van y vienen, pero nada pasa, ni con la famosa ALERTA DE GÉNERO se ha podido frenar la ola de violencia hacia las féminas en Sinaloa.

Como sociedad también fallamos, finjimos indignación pero en las protestas no salimos a solidarizarnos con las familias de las víctimas y las activistas, no hemos tenido las hagallas para cimbrar la vida pública, aunque seamos concientes del fango en el que estamos parados, y eso es indispensable para encontrar una solución a un problema que como bien señalan las feministas, es cultural y paradigmático.

Durante 2017 Culiacán fue gobernada por un político que hoy pretende reelegirse, y sé que la solución no está solo en cambiar a quienes toman decisiones, pero si es un primer e indispensable paso, no debemos conservar en el poder a aquellos que no pudieron o no quisieron desarrollar acciones contundentes contra la violencia hacia las mujeres, lo cual ya representa una crisis, sin importar el partido al que pertenezcan, los ineptos deben pagar las consecuencias de su negligencia, este 2018 Miriam y otros casos nos recuerdan que el INFIERNO sigue aquí para las mujeres, ya sabemos quien solapo ese INFIERNO en Culiacán, allá usted si vota otra vez por él, si lo hace y mañana la tragedia toca a su puerta (no se lo deseo a nadie), solo no le pregunte a dios “por qué”.