LA CLOACA| HARTAZGO CAMPESINO: COYOTES, GOBIERNO Y PSEUDOLÍDERES

Por Mario Roodríguez Kato

La semana que hoy concluyó tuvo como protagonista la manifestación campesina más legítima de los últimos años; pequeños productores hartos de los abusos de los coyotes y de la complidad del gobierno, salieron a tomar las casetas de peaje a lo largo del estado, para el lunes las garitas de San Miguel Zapotitlán en Ahome, Cuatro Caminos en Guasave, Alhuey en Angostura y El Pisal en Culiacán, quedaron libres de cuota y con la oferta de dos kilos de frijol por cincuenta pesos, los campesinos solo quieren un esquema justo que asegure recuperar la inversión y una ganancia digna.

Los acopiadores acostumbrados al agandalle y la especulación quieren pagar la tonelada de frijol a doce pesos, algunos tienen el descaro de ofrecer once pesos, algo totalmente fuera del precio justo de la cosecha que tanto trabajo consto lograr a los productores, ellos esperan por lo menos un pago de 16 pesos con 50 centavos, es lo mínimos para garantizar la inversión y una ganancia justa a cada campesino. Lo que le da gran legitimidad a esta manifestación es que no hay en ella esos “líderes” que luego van y se sientan en el desapacho del gobernador y salen a pedir “calma” a sus compañeros, a cambio de sabe qué cosas habrán recibido.

Sin los pseudolíderes lucrando en nombre de la inconformidad, los productores tomaron acción directa, sin avisos, ni aspa vientos mediáticos, se fueron directo a las casetas de cobro y las liberaron, ofrecian su producto como cuota voluntaria, y la gente los respaldo, el pueblo sabe y entiende al campesino, porque no son el único sector golpeado por una infame administración Peñista cada vez más cerca de su anhelado fin por los mexicanos. La manifestación fue mermada el martes en algunas casetas por operativos policiacos y el miércoles se suscitó una terrible represión en El Pisal, en donde un productor fue golpeado al momento de ser arrestado.

Jueve y viernes la manifestación cobro fuerza en las distintas casetas ya que a los frijoleros, se unieron los trigueros. El gobernador dice que es amigo de los productores pero no hace nada por poner alto a los abusos de los coyotes, los líderes formales de sindicatos y centrales campesinas han sido rebasados por la situación, el campesinado no los quiere cobrando protagonismos y ellos sin llevar agua a su molino ni de broma se paran a contribuir a la lucha manteniendo bajo perfil. Veremos que nos depara en los próximos días, pero algo esta claro, la razón asiste a los productores en rebeldía y el pueblo los respaldamos.

Colofón: Los pescadores otro de los sectores gravemente golpeado por el gobierno, ya levantaron la mano y amenazan con biocotear el Tianguís Turistico que se llevará a cabo en Mazatlán, el gobierno debe dejar de hacerse pendejo, los espejitos ya no alcalzan para marear a una sociedad cada vez hundidad en la miseria, para que unos cuantos políticos vivan como autenticos reyezuelos.