El gran negocio de los parques públicos en Culiacán

En un campo llanero al sur de la ciudad, “el beibi” organiza torneos de minisoccer, las inscripciones de los últimos años han ido de los 1200 a los 1500 pesos, cada torneo se inscriben por lo menos treinta equipos, al campo no se le han hecho adecuaciones desde hace cinco años en que se le puso una barda perimetral, la cancha es de barrial y presenta algunos desniveles y agujeros, las portererias están despintadas; el dinero de las inscripciones que paga cada equipo va al premio económico que asciende a 15 mil pesos entre los tres primeros lugares, el resto del dinero, entre 21 mil y 30 mil pesos se los queda el promotor.

Al norte de la ciudad en la cancha de una escuela, el “profe” hace torneos de fut sal, las cuota de participación es de mil pesos por equipo y nadie transparenta que pasa con ese dinero al igual que con el beibi, aquí hay que sumarle otra ganancia al “profe”, cobra cien pesos de arbitraje por equipo, pero a él los árbitros solo le cobran 150, es decir, se gana 50 pesos por cada juego.

Cambiemos de juego, en el oriente del Culiacán un sujeto organiza torneos de softbol, las inscripción es de 1500 por equipo, se inscriben hasta 15 equipos por temporadas, pero maneja 3 categorías solo de inscripción se generan 67 mil 500 pesos, súmele que se cobran 300 por equipo para bola y ampayer y de ahí sobran como 100 pesos para el mismo promotor, el parque es propiedad de la colonia, las adecuaciones que se le han hecho son por parte del gobierno, el organizador suelta 20 mil pesos en premios para todas las categorías, por temporada su bolsillo registra 47 mil 500 pesos mínimo.

Es la historia de todos los parques deportivos en Culiacán, nadie pone orden, los comités vecinales muchas veces son “fantasmas” o simplemente no existen, los promotores hacen un gran negocio y además controlan el acceso como si en verdad fueran de su propiedad las instalaciones, negandole a los niños y jóvenes el uso de los parques cuando no hay partidos.

Nadie niega que quienes son promotores tienen derecho a ganar algo, al fin de cuentas invierten su tiempo, pero una cosa es fomentar el deporte y otra aprovecharse de la necesidad de recreación de una sociedad tan golpeada por la violencia. ¿Pondrá orden el IMDEC en algún momento? Se ve dificil, ya que estos promotores son usados como operadores electorales de los mismo funcionarios.