RIZOMÁTICO | ¿Son importantes los exámenes?

Por Vlad Cuevas

En el campo de la educación, los exámenes, ya sean pruebas parciales o finales que dan un valor numérico a los estudiantes que cursan algún grado escolar, son y seguirán siendo el modelo que ayuda a determinar en cierta medida el progreso, aprovechamiento y referencia sobre el nivel de compromiso de dichos estudiantes con sus estudios.

Es cierto, que muchas de estas pruebas, no suelen ser adaptadas al contexto en el que se desean aplicar, que muchas veces son utilizadas para discriminar el nivel de conocimientos de alumnos que no fueron con anterioridad y de manera contundente guiados a obtener: los conocimientos de los que se les pretende examinar.

Ahora bien, los profesionales de educación, no deberían considerar a las pruebas estandarizadas como las referencias inmediatas que determinen tanto el nivel de actuación de los profesores como el de los estudiantes o las administraciones educativas.

Así que enfocar esfuerzos en preparar estudiantes para ´pasar´ estas pruebas no es precisamente correcto, ya que profundizar en el desarrollo cognitivo de los estudiantes no solo puede ser midiendo su capacidad técnica y conocimiento teórico, sino que abarca más allá de su conocimiento tal vez procedimental o conceptual.

Dejo claro que no estoy dejando de lado la importancia y uso de los exámenes, sino que estoy dimensionando su justo lugar en nuestros espacios de formación.

El estudiante de cualquier nivel de estudio debe, al egresar de las aulas, tener la oportunidad de sentirse capaz de aplicar sus habilidades en el plano de la norma pero igualmente de la expresión funcional, académica o formal, pero, así también coloquial y supeditada, igualmente comprender el proceso cognitivo que le llevo a dominar tales conocimientos, debe de ser consciente de sus posibilidades académicas, pero sobre todo debe ser capaz de usar su competencia lingüística y valoral en contextos sociales diversos, en espacios reales, debe ser capaz de promover un pensamiento crítico y creativo en el uso de sus conocimientos y llevar éste al siguiente paso de su formación profesional, pero sobre todo personal.

Provocar la participación de los estudiantes en actividades sociales es una prioridad, no significando que tenga que separarse del todo de la evaluación formal estadística. Ya sea al evaluar su competencia en debates, mesas redondas, exposiciones, expresiones artísticas; lograr que puedan ensayar en papel sus pensamientos, que produzca en medios de comunicación formal y propios con la escritura; que puedan analizar y discutir lo comprendido al escuchar discusiones de distintos campos del conocimiento; que puedan identificar elementos culturales en un texto y discernir sobre lo adquirido: es todo eso tarea de la formación que priorice el desarrollo de nuestra cultura.

Tanto los exámenes, como las pruebas por competencias, las mediciones orientadas, la comparación contrastiva de distintos elementos de producción o un simple test de conocimientos básicos: son una parte valiosa de su evaluación continua pero no determinan y mucho menos deberían limitar su paso por las escuelas. Mucho menos si estos no están justificados por una educación integral que considere la enorme variedad de formas del pensamiento y capacidades humanas.

Al final de cuentas, cuando los estudiantes se vayan de los salones de clases no es un papel el que definirá su futuro, sino será su actuación social y su inferencia en nuestra cultura global lo que le defina un camino amplio de posibilidades. De acuerdo, tener dicho papel que mida la referencia que el alumno tendrá sobre el conocimiento que estudió, es importante, sin éste no podrá apreciar y ser consciente del nivel en el que su escala de aprendizaje se encuentra. Pero, que pueda saber interpretar tales números, además de obtener también la capacidad para auto-evaluarse, le ayudará en definitiva a concluir sobre su próximo reto a seguir y nunca limitar su intelecto a un papel o las condicionantes sociales que suelen añadírsele.

@vladimircuevas

1 Comment

  1. Excelente Vladis! Totalmente de acuerdo!!! Un papel que se obtuvo sin una educación integral y sin conocimiento significativo, es solo una decoración más en la pared!

Comments are closed.