PALOMITAS Y REFRESCO| The Post: El valor de la libertad de expresión.

Por Juan B. Ordorica (@juanordorica).-

Resumen para desesperados:

El villano reventón favorito de la política, Richard Nixón, quiere cerrar todos los periódicos que anden de mitoteros con sus secretos, pero una mujer se interpone en su camino robándose las noticias de otros periódicos

Continuamos con la saga de reseñas de películas nominadas al Oscar en el 2018…

Steven Spilberg lo vuelve a hacer.  Una vez más el gran director estadounidense nos regala una historia sobra la libertad y lo difícil que es conservarla.  Spilberg tiene una cruzada permanente por mostrar al mundo la lucha eterna por conservar nuestras libertades (La lista de Schindler, Amistad, Lincon, etc..). En esta ocasión le toca el turno a la libertad de expresión.

La película es situada en la década de los 70´s durante la administración de Nixon. Un empleado de gobierno cansado de las mentiras y secretos ocultos al pueblo estadounidense sobre la guerra de Vietnam, decide sustraer archivos que muestran la verdad al público. En primera instancia entrega toda la información al New York Times, pero el gobierno de EEUU impide las publicaciones mediante una denuncia a la Suprema Corte de Justicia.

El Washington Post se hace de los mismos documentos que su competencia, pero entra en el dilema de publicar y verse castigados por las leyes o defender la libertad de expresión y continuar donde se quedó el New York Times.

El peso de la película recae en las actuaciones de Tom Hanks como el redactor del periódico que defiende al máximo la libertad de expresión, y la dueña del periódico protagonizada por la eterna nominada al Oscar, Merryl Streap. Ambas actuaciones son convincentes, pero Streap vuelve a tener una actuación icónica. Por momentos, la historia, también se convierte en la lucha de las mujeres en medio de un mundo machista y los espacios que les son negados. Existen escenas altamente simbólicas de la lucha de las mujeres al verse desplazadas en un mundo dominado por hombres; la forma que Spliberg retrata la admiración de las mujeres por la lucha de Streap es sutil, pero poderosa. El papel de Streap vindica la lucha de las mujeres por la igualdad, equidad y respeto.

The Post es una historia sencilla, no hay una trama extensa o rebuscada, pero cumple su objetivo principal:  recordarnos que la verdad siempre debe salir a flote y defender al máximo el derecho fundamental a estar informados de las decisiones de nuestros gobiernos.

Splieberg no pretende darnos una lección de periodismo. Nos invita a ser vigilantes del poder que tiene la verdad como herramienta de los ciudadanos. Nos demuestra que una prensa libre es un equilibrio a los excesos de gobiernos y políticos autoritario. Quedarse callados en tiempos de crisis nunca debe ser una opción para las almas libres y las voces de la razón.

Juan B. Ordorica.

@juanordorica