PALOMITAS Y REFRESCO| Mother!: Las entrañas de las mentes perturbadas.

Por Juan B. Ordorica.

Tratar de reseñar esta película es complicado. No es una película para todo público. Si usted disfruta del cine de narrativas secuenciales lógicas, definitivamente quedará con un mal sabor de boca de esta producción. Por otro lado, si usted es de aquellos enamorados del cine que explora las capas del subconsciente humano quedará extasiado con este filme.

El director Darren Aronofsky (El cisne Negro, el luchador, réquiem por un sueño), fiel a su estilo, nos vuelve a regalar una obra que explora las entrañas de las mentes perturbadas. Dentro de un bucle eterno de sacrificio y renacimiento, la historia de Mother! nos muestra el interior de la vida de una pareja que lucha por reconstruir su casa, su vida, su carrera profesional y su familia. En medio de un lugar apartado Verónica (Jennifer Lawrence) y Javier Bardem (Él) comparten la solitaria rutina ermitaña de un escritor con bloqueo creativo. Su exilio se ve interrumpido por extrañas visitas, que, aparentemente, no tienen explicación alguna de estar en aquella casa.

El resto de la historia nos lleva por un viaje estrambótico y lleno de simbolismos. Casi podemos ver al director de la película saltando detrás de los actores para explicarnos que quiso plasmar con cada escena.  Lo que parece ser una serie de escenas inconexas es la preparación para el sufrimiento máximo de la protagonista. Existen momento de mucha intensidad: violencia, canibalismo, erotismo, sangre, locura, amor y sacrificio. Todo parece un sueño delirante extraído de la mente del cineasta…¡Lo es!.  Si usted es un seguidor de este director, entonces sabe que clase de final esperar en la película. Todo queda en manos del espectador para interpretar el destino de su obra.

Retomando el estilo cinematográfico de “El luchador”, Darren Aronofsky , literalmente, monta la cámara sobre los hombros de Jennifer Lawrance y fotografía casi la totalidad de la historia desde el punto de vista da la protagonista. La actuación de Lawrence es excelente – los papeles de mujer perturbada le van bien -. Javier Bardem se queda un poco detrás de Lawrence en la actuación, pero es una delicia ver su rostro deificado por la egolatría gran parte de la película. Como actores de reparto complementan el cuadro Ed Harris, una seductora Michelle Pfeiffer y Kristen Wiig.

Es una película ambiciosa. Deja en manos del espectador la mayor parte de su significado. Para muchos puede ser una critica a la sumisión de la mujer bajo el estereotipo tradicional de los roles en núcleo del hogar; para otros es una critica a los sacrificios que conlleva la búsqueda la fama y el poder y para algunos otros representa la insensibilidad como sociedad hacía nuestros semejantes.

Mother! es una de las películas más importantes de 2017. Si es posible, trate de darle una oportunidad y, con algo de paciencia, puede disfrutar de algo de cine experimental. Explorar las entrañas de nuestras propias mentes perturbadas puede ser una gran experiencia.

 

Juan B. Ordorica.

@juanordorica