ALÉTHEIA| Cuando algo duele.

Por Yamir de Jesús Valdez A.

Es cuando algo que nos lastima oculta el mejor regalo.

Duele cuando nos damos cuenta de que el otro no nos ama tanto como nos gustaría. Pero es probable que nos permita darnos cuenta de que no nos amamos lo suficiente.

Duele cuando el otro ignora nuestras necesidades y demandas. Pero es sin duda que aprendemos a responder a nuestras necesidades y nuestros pedidos.

Duele cuando el otro nos traiciona. Pero es probable que nos muestre que no siempre respetamos nuestra verdadera esencia y que, en este sentido, nos traicionamos a nosotros mismos.

Duele cuando el otro actúa en contra de lo que nos gustaría. Pero puede ser para recordarnos que no controlamos nada, especialmente el otro y que todo es perfecto, a pesar de las apariencias.

Duele cuando una relación termina. Pero nos permite darnos cuenta más tarde de que algo mejor nos estaba esperando.

Duele perder el trabajo inesperadamente. Pero esa es probablemente la forma en que la Vida ha tomado para permitirnos realinearnos con lo que realmente nos importa.

Duele no sentirse apreciado a pesar de todos nuestros esfuerzos. Pero sin duda es para recordarnos que no necesitamos hacer nada para ser amados.

Duele cuando tenemos un momento difícil. Pero es probable que nos recuerde abrir nuestro corazón.

Básicamente, cuando duele, es principalmente porque resistimos lo que es. Porque de lo contrario, podemos ver que la Vida siempre quiere nuestro bien.

Gracias por pasar.

¡Felices Fiestas!