BIFOCAL | PAS, el partido local más exitoso en la historia de México

Logo Partido Sinaloense

Ningún partido político en la historia de México ha debutado electoralmente con la votación récord que obtuvo el Partido Sinaloense (PAS) en la elección local del año 2013: 14.03% de la votación estatal efectiva, con tal sólo diez meses de existencia legal.

 

VOTACIÓN DE LOS PARTIDOS POLÍTICOS EN EL AÑO DE SU DEBUT ELECTORAL

En ese tiempo récord el PAS se convirtió en la tercera fuerza política en Sinaloa y llevó a los hechos el compromiso político empeñado por Héctor Melesio Cuén Ojeda con la igualdad de género (antes de que lo exigiera la Ley) al postular mujeres al Congreso local en el 50% de los distritos uninominales y en las alcaldías de los cuatro municipios más poblados del estado: Culiacán, Mazatlán, Ahome y Guasave (incluyendo también Mocorito).

Un total de tres diputados locales, 28 regidores y un síndico procurador, fue la magnitud de la representación política alcanzada en esa histórica participación electoral, quienes se vinieron a sumar a la intensa dinámica de trabajo permanente del comité directivo estatal del Partido que empezó a extender los beneficios de más de 60 programas sociales atendidos por un ejercito de militantes voluntarios encabezados por su presidente fundador,  ex rector de la Universidad Autónoma de Sinaloa y ex alcalde de Culiacán, Héctor Melesio Cuén Ojeda.

En 2013 el PAS no sólo pasó la prueba del ácido electoral (superar el mínimo del 2% para mantener el registro) de manera sobrada y sobresaliente, sino que vino a marcar un hito en la historia de México y fue el punto de partida de un proyecto político que apenas iniciaba su primera etapa.

En 2016, siguió su paso in crescendo, desplazando al PAN como segunda fuerza política en Sinaloa, coloca seis diputados en el Congreso local, 49 regidores, tres presidentes municipales (Cosalá, Mocorito y Angostura) y su candidato a gobernador, Héctor Melesio Cuén Ojeda, si bien no obtiene el triunfo absoluto, alcanza un total de 267,029 votos, el 26 por ciento de la votación estatal emitida.

Hoy de cara al proceso electoral federal del próximo año, el Partido ya está preparado para encarar los retos que implica esta primera elección local y federal concurrente, fortaleciendo las actividades de gestión social, capacitando políticamente a sus cuadros y formando a la estructura de representación electoral que velará porque el proceso en todas sus etapas se apegue al principio rector de legalidad.

En este momento el Partido está dando una batalla legal inédita y sui géneris, buscando que las instituciones electorales del país le permitan postular candidatos a los puestos federales en juego en territorio sinaloense, a saber, siete diputados federales y dos senadores por el sistema de mayoría relativa.

Tanto el Instituto Nacional Electoral (INE) como el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), en su sentencia identificado como SUP-RAP-0165-2017, del pasado 12 de julio, se han pronunciado en contra de esta pretensión, con argumentos jurídicos diversos, principalmente los siguientes:

  1. “No existe una cláusula constitucional (federal) que permita a los partidos políticos estatales participar en las elecciones federales”. (P. 25)
  1. “La diferenciación de participación de los partidos políticos en los ámbitos federal y estatal, dependiendo del tipo de registro que ostenten, no constituye un obstáculo para que los ciudadanos puedan ser postulados a los distintos cargos de elección popular . . . únicamente se trata de la definición de un ámbito espacial específico de postulación establecido en leyes en sentido formal y material y por mandato expreso de la Constitución Federal”. (P. 32)

Pero si bien el TEPJF es la máxima instancia jurisdiccional en materia electoral, esto no impide que el PAS siga luchando en instancias internacionales para que se le reconozca a los sinaloenses un derecho que tienen partidos locales en otros países del mundo, caso concreto España, donde esta participación sucede de manera normal en las comunidades autonómicas.

Jurídicamente persisten dos vías para que cualquier ciudadano mexicano pueda participar como candidato en un proceso electoral federal: 1) Postulado directamente por un partido político con registro federal, como reza el artículo 23 de la Ley General de Partidos Políticos (LGPP) o, 2) Registrado a través de una agrupación política nacional mediante un convenio de participación electoral, como lo establece el artículo 21 de ya citada LGPP.

Cualquiera que sea la ruta, este 2018 será la tercera prueba electoral para el Partido Sinaloense, y la militancia y su presidente, Héctor Melesio Cuén Ojeda, no han dejado de hacer política un solo día: política social, política-política y política electoral. El reto del PAS literalmente es ampliar sus horizontes, fortalecer su presencia local e iniciarla en el Congreso de la Unión. La estrategia pasista sigue siendo la misma, reafirmar los principios del evangelio Cuén que han convertido al PAS en un caso de éxito a nivel nacional: trabajar a favor de la gente los 365 días del año, no tocar las puertas de la gente sólo en época electoral y tener muy claro en que “en política, los amigos se hacen antes”.

 

Economista y abogado. Director del Instituto de Formación y Capacitación Política del PAS.

Facebook: /JoelSalomónmx

Twitter: @JoelSalomónmx