BIFOCAL | El papel del Internet en la elección del 2018

Las redes sociales han venido cobrando cada vez una mayor relevancia en la procesos electorales en México, pero todavía están lejos de ser un factor determinante o sustantivo, al nivel de la estructura territorial, el posicionamiento público y la capacidad de movilización electoral.

 

Las redes (todavía) no son definitorias en una campaña pero sin duda son una condición sine qua non de toda estrategia electoral que se presuma de ser moderna. Así como en los años noventa se decía que un político sin medios es un medio político, hoy cualquier aspirante a un cargo público sería un medio político si carece de una campaña audaz en internet.

 

En este tema, es importante subrayar que el éxito en la red es directamente proporcional a la calidad del contenido. Hay que ser conscientes que el principal problema que existe en la red es el exceso de información irrelevante y se tiene que generar un buen producto que sólo será viralizable o reproducible si contiene calidad, audacia o atrevimiento.

 

El caso por antonomasia de estrategia exitosa en la red, es la campaña presidencial de Barack Obama en el 2008. Aquí la clave fue que el producto, él, era de mucha calidad. Un verdadero artista de la retórica, orador cautivante que se convirtió en la estrella de la convención nacional demócrata del 2004 (https://www.youtube.com/watch?v=N3mOyuJvX8U) y con grandes cualidades de publirrelacionista que convertía en una experiencia agradable cualquier entrevista así sea en un escenario adverso, como el espontaneo baile con la famosa entrevistadora Ellen DeGeneres (https://www.youtube.com/watch?v=x1-JZ4NgyIM). El mismo Steve Schmidt, coordinador de campaña de su rival republicano John McCain, reconoce en la película Game Change (Cambio de estrategia, 2012) que nunca pudieron levantar en el proceso pues estaban compitiendo contra una verdadera celebridad, en ese momento una especie de rock star de la política.

 

Para darnos una idea de la zona de oportunidad que serán las redes en el proceso electoral del 2018, basta conocer la cantidad de hogares que cuenta hoy con internet en México y los millones de usuarios del servicio de telefonía móvil, principal vehículo de comunicación actualmente.

De acuerdo a la Encuesta Nacional sobre Disponibilidad y Uso de las Tecnologías de la Información en los Hogares (ENDUTIH) 2016, levantada por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) en el segundo trimestre del año pasado, el 47 por ciento de los hogares en México disponen de conexión a interntet.

 

Para darnos una idea de lo que esto representa, durante el proceso electoral del 2006 sólo tenían conectividad el 10% de los hogares mexicanos, este porcentaje subió a 25 en el 2012 y se proyecta que para el próximo año prácticamente el 50%, la mitad de las viviendas habitadas en el país, contarán con una conexión a internet.

 

La conexión vía teléfono celular es mucho más amplia. A marzo del 2017, en México existe un mercado de 109 millones de usuarios de telefonía móvil, 73 millones como clientes del competidor preponderante en el mercado que es Telcel. No estamos lejos de que el postulado inscrito en el artículo 6 de la Constitución, que no solo garantiza el derecho fundamental a la información y la libertad de expresión sino también a la conectividad, sea una prerrogativa absolutamente extendida.

 

El teléfono celular será una de las principales plataformas para hacerles llegar información política a los votantes. Es ya el principal canal de comunicación interpersonal y una vía diaria de genuino entretenimiento, como lo registra la propia ENDUTIH 2016: “Las (tres) principales actividades de los internautas mexicanos son comunicarse (88.9%), tener acceso a contenidos audiovisuales (81.9%) y entretenimiento (80.1%)”.

 

Hace unos días, en un ponencia en el sector privado, Carlos Slim Domit dijo que los milennials entre tuits, post en Facebook, mails, etc, leen el equivalente a 15 libros al año. Hasta en eso el internet ha ayudado a superar el promedio de un libro al año que eternamente registrábamos los mexicanos. Hoy la gente lee y mucho, así sea en el celular, y todo el día recibe información vía digital. Los candidatos que generen contenidos de calidad, conquistarán este mercado, la arena más popular, democrática, de fácil acceso, gratuita y libre que jamás haya existido.

 

 

Economista y abogado.

Facebook: /JoelSalomónmx

Twitter: @JoelSalomónmx